Carmona microphylla bonsai

La carmona retusa suele ser muy frecuente en los viveros de plantas, aunque en realidad no es una especie fácil de cultivar como bonsái. No obstante, con unos conocimientos previos puede sobrevivir sin demasiadas complicaciones

¿Por qué pierde hojas mi carmona?

Esto es una pregunta que mucha gente se hace, y es que las carmonas son arbustos que necesitan calor y humedad ambiental, ya que dónde mejor funcionan son en el trópico. De forma que si vives en una zona que en invierno descienda de 2-3 grados, lo mejor será que te olvides de ella, así de sencillo. Y esa es la razón por la que a la gente no le suele ir bien, y es que no consigue adaptarse a los climas más secos y/o fríos.

Además, acusa mucho los cambios en su entorno, es decir tiene que estar en un sitio con unas condiciones climáticas constantes, de lo contrario tenderá a soltar más hojas de lo normal.

carmona bonsai

¿cómo cuidar un bonsái de carmona?

Las carmonas (carmona microphylla) o té de fulkien son arbustos tropicales que son muy comunes en bonsái. Se suele vender mucho en los viveros como bonsái de iniciación, pero lo cierto es que es una especie bastante complicada de cultivar. Esto no significa que necesariamente vaya a morir, sino que el árbol no se verá tan bonito como debería. Por eso lo mejor, si no vivimos en un sitio cálido es no comprar ninguna carmona.

Generalmente se recomienda cultivarla en interior, pero si queremos que crezca en perfectas condiciones es más aconsejbale tenerla en el exterior para que reciba un poco más de luz. En verano podemos resguadar al bonsái del sol directo si el verano está siendo excesivamente caluroso.

Florece a finales de la primavera, o principios de verano y posteriormente estas flores se convierten en unos frutos pequeñitos. No obstante si la ehretia buxifolia (carmona), está bien alimentada y adaptada florece casi todo el año.

flor carmona microphylla

Riego de la carmona microphylla bonsái

Les gusta la humedad, pero no el encharcamiento, de forma que hay que vigilar cuando la superficie del sustrato comience a secarse para regar el bonsái. Es importante no pasarse con el riego, porque generalmente vienen plantados en turba negra, que retiene mucho la humedad y es un foco de podredumbre de raíces.

¿Cómo abonar una carmona?

Abonaremos como un bonsái normal, desde que empiece a brotar hasta que deje de hacerlo, aproximadamente desde marzo hasta noviembre. Nunca está de más complementar con algún abono líquido para dar un empujón extra al árbol.

Trasplante de un bonsái de carmona

Como norma genérica lo haremos justo antes de que empiece a brotar, es decir cuando esté hinchando las yemas después del letargo invernal. Si lo hacemos más tarde corremos el riesgo de detener el crecimiento. Cortaremos como mucho la mitad de las raíces para evitar que se sequen ramas principales.

¿Qué sustrato es adecuado para el té de fulkien?

Es un arbusto que se adapta bastante bien a un suelo pobre, pero necesita que esté bien oxigenado para evitar la pudrición de raíces. De forma que podemos usar akadama, pomice, grava, arena de río…

Pinzado de un bonsái de carmona

El pinzado se efectuará cuando los brotes alarguen demasiado, aproximadamente cuando tengan 8-10 pares de hojas. Se pinzará el bonsái de carmona para mantener la forma del bonsái y para forzar la emisión de una segunda brotación.

Si el árbol está débil, se aconseja dejar que crezca libremente durante un periodo de vigorización.

Enfermedades de un bonsái de carmona

La araña roja siente predilección por este bonsái, por lo que si tenemos alguna planta afectada por esta plaga, es muy probable que la carmona también lo esté.

También es bastante sensible a los pulgones y cochinillas. Para luchar contra ellos debemos de usar insecticidas que no sean muy fuertes, porque a a la carmona le afectan mucho los productos químicos.

¿Cómo hacer un bonsái de carmona ?

La carmona es muy fácil de reproducir por esqueje, solamente hay que mantener la humedad hasta que de signos de haber enraízado. También es fácil germinar sus semillas, pero tardarán algunos años en florecer. Durante los primeros años de crecimiento de la planta hay que dejarla que crezca libremente, porque así conseguirá un mayor grosor de tronco. Es muy importante transplantar más frecuentemente en los primeros años para poder cortar las raíces más gruesas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *