Bonsái jaboticaba

La jabuticaba o myrciaria caulifloria es un árbol perenne de tamaño medio que suele crecer entre 12 y 15 metros. Se trata de una especie realmente sorprendente que aunque parezca de Marte, es de origen sudaméricano, y más concretamente de Brasil, Paraguay y Argentina.

En primavera el tronco se llena de flores, como su se estuviera cubierto de nieve. Los frutos crecen directamente del tronco, dando un aspecto realmente inusual y característico.

bonsai jaboticaba

¿Cómo cuidar un bonsái de jaboticaba?

La jaboticaba es un árbol que crece en climas tropicales, pero que con los cuidados necesarios puede vivir en zonas templadas. Se le atribuye una zona de rusticidad de 9b, es decir que no debería ser expuesto a temperaturas inferiores -3 grado celsius. No obstante, se han reportado ejemplares soportando temperaturas de hasta -5 grados Celsius sin ningún daño grave. Teniendo en cuenta esto, podemos afirmar que se puede cultivar en algunas zonas de España, sobretodo en la costa mediterránea y algunas partes del sur, donde los inviernos son más suaves

Prefiere suelos húmedos con un PH entre 5,5 y 6,5, por lo que se trata de una planta en cierta manera acidófila.

flor de la jaboticaba

Orientación del bonsái de jaboticaba

Cuando la planta todavía es joven necesita cierta protección solar, por lo que buscaremos una orientación a media sombra. Los ejemplares adultos pueden crecer perfectamente a pleno sol, y además resisten relativamente bien en zonas con viento. No se recomienda cultivar una jaboticaba en primera línea de playa, ya que se ha demostrado que se resiente ante la salinidad que arrastra el aire.

Sintetizando, podemos situarlo tanto a pleno sol como a media sombra, siempre y cuando el árbol esté bien establecido.

jaboticaba bonsái

Riego del bonsái de jaboticaba

Las jaboticabas tienen una tolerancia media a la sequía, por lo que habrá que regar con bastante frecuencia, y en especial en verano. Hay que tener en cuenta que prefiere los suelos bien drenados, por lo que no hay que poner debajo de la maceta un plato o un recipiente, ya que puede causar la pudrición de parte del sistema radicular.

Trasplante jaboticaba

El crecimiento de las raíces es muy horizontal y superficial, de forma que en el trasplante no debemos quitar más de la mitas de las raíces.

La mezcla debe ser drenante, por lo que emplearemos un sustrato con una granulometría bastante porosa, como akadama, pómice, minileca, tepojal, ladrillo machacado, grava…

Al tratarse de una especie acidófila, es muy importante aportar en la mezcla una parte de kiryu o de turba rubia.

A continuación podemos ver el proceso de trasplante de un bonsái de jaboticaba

Poda de la jabotica bonsái

En otras fichas de especie se ha insistido en la forma de podar las ramas para no perjudicar la floración. En el caso de la jaboticaba, esto no tiene ninguna relevancia, dado que florece directamente de las ramas y del tronco.

En cualquier caso, las podas de formación deben hacerse en invierno, cuando el flujo de savia en el bonsái sea menor.

Durante las primeras fases de formación no pinzaremos ni podaremos el árbol, ya que al tratarse de una especie de crecimiento lento, entorpeceremos el proceso para engordar el tronco.

Abonado del bonsái de jaboticaba

Dado que la jaboticaba forma un sistema radicular muy superficial, no se recomienda el uso de fertilizantes químicos, ya que literalmente pueden quemar las raíces.

Emplearemos un abono orgánico de liberación prolongada durante toda la etapa de crecimiento, reponiendo las bolitas en cuanto se hayan descompuesto.

Enfermedades de la jaboticaba bonsái

No es una especie que sufra de plagas o enfermedades. No obstante, hay que ir con cuidado con los hongos en las temporadas más húmedas, ya que a veces pueden destruir gran parte de las flores.

Floración de la jaboticaba

La floración de la jaboticaba es realmente impresionante y puede ocurrir hasta 3 veces por año. Ésta es más abundante cuando el árbol ha pasado una invierno frío y seco, por lo que no se le considera un árbol tropical, sino subtropical.

Desde que florece hasta que los frutos están listos para recoger solamente pasan 30 días.

La planta puede tardar entre 4 y 8 años para florecer, según la variedad.

Estilos de la jaboticaba bonsái

La jaboticaba es una especie con la hoja bastante pequeña, lo que facilita mucho su formación como bonsái. Se puede cultivar en gran cantidad de estilos, como vertical formal, literati o tronco múltiple. En definitiva, es una especie que en Europa no es muy conocida, pero que pueden con constancia y paciencia pueden conseguirse ejemplares realmente asombrosos

Para inspirarse podemos ver este compendio de bonsáis de jaboticaba

Comentarios cerrados.