Liquidambar bonsái

El liquidambar es una especie de árbol caducifolio de la familia Algintiacea, siendo las especies más habituales en bonsái el L.styraciflua y L.formosana.

Se caracterizan por sus hojas palmadas y lobuladas que recuerdan a las de los arces. En otoño se tiñen de un color naranja, rojo o púrpura muy vistoso, incluso en climas templados, a diferencia de los arces, que necesitan unas temperaturas frías para una buena otoñación.

El tronco del liquidambar es bastante rugoso y en ejemplares más viejos se forma una especie de corteza similar al corcho, con un gran interés ornamental.

Es un árbol muy resistente, que puede soportar heladas hasta -5 grados Celsius y temperaturas por encima de los 35 grados en verano, sin nigún tipo de dificultad.

Crecimiento del liquidambar

El crecimiento del liquidambar es catalogado como medio. Puede alcanzar unos 60 cm en su primer año de vida, siempre y cuando el cultivo sea adecuado. Para avanzar en su formación como bonsái podemos plantar los retoños en el suelo hasta que tengan un buen calibre de tronco.

Riego de un liquidambar bonsái

Su tolerancia a la sequía no es demasiado elevada, por lo que regaremos con bastante frecuencia durante todo el año y sobre todo en verano. Hay que observar la superficie del sustrato y cuando ésta comience a secarse, es cuando volveremos a regar.

Es importante el uso de aguas con bajas disoluciones, ya que un agua que no sea pura puede alterar el PH de la tierra, que en el caso de los liquidambar debe ser ligeramente ácido.

Trasplante del liquidambar bonsái

Debe hacerse a finales del invierno, cuando el bonsái tenga las yemas ya verdes y a punto de explotar. Podemos cortar gran cantidad de raíces, ya que al ser una especie caduca tolera bien esta operación.

El sustrato a emplear debe ser poroso, con capacidad de retener la humedad y ligeramente ácido. Por ejemplo se puede emplear una capa de akadama combinado con un 30% de kiryu, que acidificará la mezcla. En el caso de no encontrar akadama, podemos sustituirlo por grava, ladrillo machacado o algún sustrato poroso que retenga la humedad. El kiryu se puede cambiar por turba rubia, que también es ácida.

Orientación del liquidambar bonsái

Para un crecimiento más rápido se debe exponer a pleno sol, aunque puede adaptarse a una ubicación a media sombra. En cualquier caso, nunca se debe situar en el interior de la casa, porque necesita de luz directa para poder hacer la fotosíntesis.

liquidambar otoñando

Abonado del liquidambar bonsái

En cuanto comience a brotar en primavera colocaremos abono orgánico de liberación prolongada encima del sustrato. En las primeras fases de formación fertilizaremos abundantemente con nitrógeno para desarrollar un tronco más grueso. En las fases más avanzadas, reduciremos la cantidad de abono para conseguir unos entrenudos más cortos y una copa más densa.

Poda del liquidambar bonsái

Es resistente a las podas drásticas de formación, pero deben realizarse en invierno, para evitar que el árbol retire savia. En cualquier caso, hay que eliminar las ramas que no valen para el diseño antes de que engorden demasiado, ya que no es recomendable dejar marcas de poda.

Alambrado del liquidambar bonsái

Hay que alambrar las ramas cuando todavía son verdes, porque al madurar son tremendamente quebradizas. Se puede usar alambre durante todo el año, pero hay que ir con ojo de que no se clave, ya que luego costará disimular las cicatrices.

Estilos de un bonsái de liquidambar

Se pueden formar a imagen y semejanza de los arces palmatum, es decir con troncos sinuosos y femeninos. No obstante, se puede trabajar en cualquier estilo. No es demasiado frecuente su uso como bonsái, a pesar de las grandes cualidades y de la espectacularidad de su otoñación. Probablemente tenga que ver con la importancia de la cultura japonesa en el bonsái y, porque no ramifican ni reducen tan bien la hoja como los arces.

Se trata de una especie muy similar al acer palmatum, pero mucho más resistente y menos exigente en cuanto al cultivo, por lo que puede ser un buen sustituto para aquellos climas donde no funcionan bien los arces.

Maceta de un liquidambar bonsái

Se recomienda una maceta esmaltada, ya que así vamos resaltar los diferentes colores de la hoja a lo largo del año. La forma dependerá del estilo en el que formemos el bonsái de liquidambar.

3 comentarios

  1. hola, es un placer leer con tanto detalle, más aun cuando el lector es un completo novato en este tema, me apasionan las plantas y los bonsáis y tengo unos liquidámbar como de un palmo de grandes a modo de bosque que era mi intención pero la hoja es tremendamente grande y ando un poco perdido por que el alambrado ahora no lo veo claro por que están ya marrones las ramas , algún consejo??

    • tranquilo. Lo primero es conseguir el grosor del tronco necesario. Luego se trabaja la ramificación primaria, secundaria y terciaria y, por último el tamaño de la hoja. Hay que empeza por lo más básico, y ahora seguramente sea conseguir un grosor decente en el tronco. Saludos!

  2. A Liquidambar bonsai is an easy to care for deciduous tree that will easily grow that coveted thick trunk, and give you a reliable show of fall color each year without a lot of effort.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *