Ayuda al planeta a respirar

BONSAIS SOSTENIBLES

En Bonsaicuidados estamos concienciados con el Medio Ambiente. Si no hacemos algo en menos de 100 años la temperatura media subirá hasta 11 grados en algunas zonas.

¿Qué hacemos nosotros?
1) Empleamos energía no contaminante (solar).
2) Fertilizamos con abonos que cuidan el Medio Ambiente.
3) Usamos fitosanitarios responsables con la naturaleza.

En Bonsaicuidados estamos concienciados con el Medio Ambiente.
Si no hacemos algo en menos de 100 años la temperatura media subirá
hasta 11 grados en algunas zonas.

¿Qué hacemos nosotros?
1) Empleamos energía no contaminante (solar).
2) Fertilizamos con abonos que cuidan el Medio Ambiente.
3) Usamos fitosanitarios responsables con la naturaleza.

Slider

Bienvenidos a bonsaicuidados.org, el objetivo de esta web es la de servir como guía para saber como cuidar un bonsái. Se desmontarán mitos como la falsa creencia de que los bonsáis son plantas de interior, y a su vez se hablará de las especies de bonsái más comunes . Mucha gente tiene la percepción de que los bonsáis son muy sensibles, pero si se siguen una serie de directrices, hacer que sobreviva un bonsái es bastante fácil.

Cuidados básicos del bonsái

A continuación se detallarán los cuidados primarios de un bonsái. Haciendo click en las fotos que se encuentrán a continuación, se profundizará en cada una de los 5 pilares fundamentales del bonsái: transplante, riego, ubicación y abonado.

¿Qué es un bonsái?

En primer lugar, antes de comenzar con cada especie de arbolito en particular vamos a aclarar el concepto. ¿Por qué sabemos en realidad lo que significa bonsái?

La palabra bonsái surge de la unión de bon= bandeja y sai= cultivar, es decir literalmente significa cultivar en bandeja. Cuando nos referimos a un árbol por el término bonsái tenemos que tener claro, que para considerarse bonsái y no prebonsái, tiene que estar plantado en una maceta definitiva. El estar plantado en una maceta de reducidas dimensiones es lo que determina que a un arbolito se le denomine bonsái y no prebonsái. La maceta y el árbol son dos elementos inseparables en esta arte, ya que debe entenderse el bonsái como una forma de transmitir un paisaje y no un simple árbol en miniatura. Ambos elementos son igual de importantes.

Lo normal, es mantener al árbol en una maceta de entrenamiento hasta que comienza a tener una cierta ramificación. La razón de tenerlo en una maceta más grande, es que vamos a evitar tener que regar de forma tan continua y además dejaremos libertad a las raíces, consiguiendo así un desarrollo más acelerado

No obstante, cuando el bonsái comienza a estar más ramificado es conveniente transplantarlo a una maceta más pequeña. De esta forma, las raíces estarán más apretadas, y forzaremos a que saque las hojas más pequeñas, forme entrenudos más cortos, y en definitiva adquiera el aspecto de un árbol en miniatura, que es lo que buscamos.

A veces, podemos emplear una maceta de bonsái que sea bastante grande, como maceta de entrenamiento. Lo que conseguimos con esto es forzar un crecimiento horizontal de las raíces, y por otro lado, dar libertad para un crecimiento más rápido y vigoroso.

Tipos de bonsái y sus nombres

En realidad puede emplearse cualquier especie de árbol o arbusto para poder trabajarlo como bonsái. El problema es que hay algunos árboles que son más adecuados que otros, porque debido a sus características vamos a conseguir un resultado más profesional. Pinchando en la foto de cada variedad de bonsái, puede verse más información sobre sus cuidados específicos.

Clasificación de los bonsáis por características

En este apartado, vamos a distinguir los distintos tipos de bonsái según sus características principales: caducos, caducos con flores, perennes, perennes con flores.

Un bonsái que está por ejemplo en perenne no significa que no pueda tener flores, sino que su floración no es importante a nivel ornamental, la lista se basa en la importancia de su característica

Bonsáis caducos

Bonsáis perennes

Bonsáis caducos con flores

Bonsáis perennes con flores

Clasificación de los bonsáis por tamaño

En esta apartado vamos a ver como se pueden clasificar los bonsáis teniendo como criterio su tamaño.

Shito: Este es el tamaño más pequeño que hay en el bonsái, el significado de shito es literalmente, que cabe en un dedal. Generalmente los bonsáis shito suelen medir entre 6 y 8 cm de altura. Para trabajar un bonsái de tan reducidas dimensiones es importante elegir una especie que pueda reducir mucho la hoja y a su vez, que mediante determinadas técnicas sea capaz de ramificar. Un buen ejemplo sería un olmo chino, que ramifica con gran facilidad y tiene un tamaño de hoja minúsculo.

shito bonsai
shito bonsai

Mame: Es el segundo tamaño más pequeño, miden entre 8 y 15 cm. En estos tamaños también es necesario emplear un árbol que pueda reducir mucho la hoja. También podemos usar algun frutal que haga frutos pequeños, como un malus sieboldii.

bonsai mame
bonsai mame

Shohin: Generalmente un shohin es considerado como tal, cuando la maceta cabe en la palma de la mano, no obstante a efectos prácticos se considera shohin todo aquel bonsái que mida menos de 25 cm. Es un tamaño muy frecuente en el bonsái y se hacen exposiciones en las que solamente hay árboles de este tamaño. Son muy apreciados, ya que es realmente difícil conseguir un árbol muy ramificado en tan pocos cm.

sakura shohin
sakura shohin

Chuhin: Los chuhin es uno de los tamaños más habituales, miden entre 25 y 45 cm

chumono: son bonsáis de tamaño mediano-grande, miden entre 45 y 80 cm. De la misma forma que para trabajar árboles de pequeño tamaño se necesita reducir mucho la hoja, cuando lo hagamos con bonsáis de gran tamaño, la hoja no debe llegar a un nivel de reducción tan extremo, ya que perdería el realismo. Por ejemplo un ficus retusa sería una buena idea para hacer un bonsái grande, ya que las hojas más grandes quedarían coherentes con las dimensiones del árbol

omono: son bonsáis grandes, miden entre 80 y 100 cm.

Summary

Comentarios cerrados.