bonsai de olmo chino

Los olmos son muy empleados en bonsái, y es el árbol con el que la mayoría de aficionados nos adentramos en esta maravillosa arte

Cuidados de ulmus parvifolia bonsai

El olmo que suelen vendernos en las grandes superficies, es el olmo chino (ulmus parvifolia) que a veces recibe el nombre, de forma incorrecta, de zelkova parvifolia.

El ulmus parvifolia es una árbol semicaducifolio. Esto significa que en los lugares más cálidos, no logra perder toda la hoja en invierno y tendremos que defoliarlo nosotros manualmente para conseguir un buen descanso invernal.

Es una especie muy vigorosa que crece relativamente rápido y, por tanto, recomendada para comenzar con el bonsái, dado que por su fortaleza soporta los típicos errores de los principiantes. Además, tiene una hoja muy pequeña, y con las técnicas adecuadas, puede llegar a conseguir una ramificación muy fina y una copa muy densa.

¿Cómo regar un bonsái de ulmus parvifolia?

En cuanto al riego, no presenta ninguna particularidad, de forma que dejaremos que se seque la parte superficial del sustrato para volver a regar. Es muy importante en verano estar muy pendiente del riego, sobretodo con ejemplares más avanzados, ya que un despiste puede llevar al árbol a secar toda la ramificación fina que hemos ido consiguiendo año a año.

Hay que tener el árbol bien abonado durante todo el año, sobretodo para los bonsais con una muy buena ramificación, ya que para evitar que el árbol nos saque las ramas finas, tiene que estar bien alimentado y sano. De forma que hay fertilizar durante toda la etapa de crecimiento, reponiendo las bolitas de abono que ya estén descompuestas.

¿Cuándo y como transplantar un olmo chino?

Lo ideal es transplantas justo antes de que empiece a abrir las yemas, a finales de la primavera. No obstante los olmos chinos son muy resistentes y pueden transplantarse en casi cualquier época del año si luego tomamos la precauciones necesarias.

El sustrato que usaremos estará compuesto por akadama y kiryu al 70%-30%. También podemos usar pomice con akadama al 50%-50%. En definitiva cualquier sustrato drenante que permita una correcta oxigenación de las raíces.

Como la mayoría de las especies caducas acepta muy bien la poda de raíces, de forma que para corregir los errores del nebari podemos cortar las raíces gruesas que no sean estéticas. Es importante tener el árbol protegido de la luz directa hasta que muestre signos de haberse recuperado.

Orientación del olmo chino

En cuanto a la orientación, es una especie que se adapta bastante bien a diferentes posiciones, pero es mejor que reciba el máximo de horas de luz posibles. De tal manera, que situando el bonsái a pleno sol conseguiremos botaciones más fuertes, mejor color, y una hoja más reducida.

Olmo chino con hojas amarillas

Si tu ulmus parvifolia tiene las hojas amarillas puede deberse a varias causas. En primer lugar si acabas de adquirir el bonsái es normal que mientras se aclimata a la nueva ubicación suelte alguna que otra hoja. No hay que preocuparse por esto, porque pronto volverá a la normalidad.

También puede ocurrir que esté otoñando, ya que según que clima, el olmo chino puede comportarse como un caduco o un perenne.

Otras causas podrías ser falta de riego en el bonsái, o por el ataque de alguna plaga como ácaros o araña roja, que son las enfermedades más frecuentes en los ulmus parvifolia.

¿cómo hacer un bonsái de olmo chino?

Los olmos chinos suelen modelarse como vertical formal, vertical informal, o como escoba (hokidachi).

olmo chino estilo escoba
olmo chino estilo escoba
olmo chino estilo moyogi
olmo chino moyogi

Para hacer un bonsái de olmo chino podemos realizarlo de las siguientes formas:

  • 1. Esquejes
  • 2. Material barato de garden center
  • 3. Acodo
  1. Los ulmus parvifolia tienen mucha facilidad para emitir raíces. Solamente tendremos que cortar una ramita de unos 15 cm, y plantarla en un sustrato poroso, como akadama. Es recomendable tenerlo en un sitio resguardado durante las primeras semanas, ya que la clave para tener éxito con los esquejes es mantener la humedad, hasta que consiga formas raíces.
  2. Es realmente fácil conseguir un bonsái de olmo chino para comenzar y responden bien a todas las barbaridades que le hagamos. Lo mejor será transplantarlo a un sustrato drenante, como akadama, pomice, kiryu, para conseguir una buena oxigenación en las raíces para que puedan desarrollarse mejor y tengan más capacidad para la absorción de nutrientes.
  3. Como ya hemos dicho, los olmos enraizan con mucha facilidad, y por tanto es fácil tener éxito con los acodos. Para ello tendremos que esperar a la primavera, a que el árbol comience a despertar y haya más flujo de savia.

Los olmos chinos pueden modelarse a través de la poda y del alambrado. Tenemos que tener en cuenta, que si queremos realizar una poda fuerte, es mejor hacerlo en invierno, puesto que el movimiento de savia es menor y evitaremos que se sequen partes del tronco o de las ramas cercanas.

Para conseguir llevar la ramificación hasta el extremo, tenemos que pinzar los brotes cuando alarguen demasiado. Cuando el árbol esté fuerte y tenga una ramificación más avanzada, podemos defoliarlo para forzar la emisión de yemas internas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *