Manzano bonsái

Los manzanos son una especie habitual en el bonsái, gracias a su bonita floración y fructificación. Las especies que suelen comercializarse son el malus everest, malus sieboldii, malus micromalus y mallus halliana. La razón de elegir estos manzanos, es por el tamaño tan pequeño que tienen sus manzanas, de forma que quedan proporcionadas con las dimensiones del árbol.

manzano en flor

¿cómo cuidar un bonsái de manzano?

Al contrario de lo que la gente piensa, los manzanos son especies recomendadas para principiantes, ya que son árboles muy agradecidos en bonsái, que resisten bastante bien las novatada., No obstante hay que tener en cuenta varias cosas que comentaremos a continuación.

Defoliar un manzano bonsái

Podemos defoliar el manzano en verano, siempre y cuando el bonsái esté fuerte, de lo contrario corremos el riesgo de debilitarlo en exceso. No se recomienda la defoliación todos los años, porque es una técnica demasiado fuerte y estresante.

¿Cómo regar un bonsái de manzano?

Regaremos cuando el sustrato comience a secarse por la parte superficial. Es importante usar agua de calidad (de ósmosis o de baja mineralización), ya que a corto plazo no ocurrirá nada, pero a la larga el árbol comenzará a debilitarse.

¿Cómo abonar un manzano bonsái?

Recordemos que los manzanos son apreciados por sus flores y sus frutos, de forma que habrá que nutrir bien al bonsái para que el año que viene este vigoroso. Según que especie de manzano, la floración puede darse antes de la brotación de las hojas, durante o después. En cualquier caso, suspender el abonado temporalmente durante la floración, porque de lo contrario no cuajará el fruto .Durante el resto de periodo vegetativo abonaremos en gran cantidad, complementando con algún abono líquido.

¿Cuándo transplantar un bonsái de manzano?

Lo haremos cuando el árbol comience a hinchar las yemas. Hay determinadas especies que brotan muy pronto, así que habrá que estar atento a lo largo del invierno para ver cuando el árbol comienza a moverse.

Poda y pinzado de un bonsái manzano

Para eliminar las ramas que se salen del diseño del bonsái, esperaremos a invierno, donde el flujo de savia es menor. De lo contrario corremos el riesgo de que el árbol seque alguna rama. Pinzaremos las ramas que han crecido en exceso a principios de verano, para mantener la silueta del árbol y, a su vez, distribuir el vigor en las ramas más débiles.

Poda de formación de un manzano bonsái

¿Cómo alambrar un manzano bonsái?

Las ramas de los manzanos son muy quebradizas, de forma que alambraremos el bonsái cuando los brotes aún estén verdes, de lo contrario corremos el riesgo de partir la rama.

¿Cómo hacer un bonsái de manzano?

Los bonsáis de manzano suelen trabajarse como bonsáis de pequeño tamaño, ya que la dimensión del fruto anima a poder hacer bonsáis pequeños . Los malus sieboldii suelen ser árboles con troncos con muchas curvas y muy retorcidos, que cuando envejecen tienen una corteza muy interesante.

Se pueden cultivar a partir de semillas o acodos de ramas más gruesas. No se recomienda a partir de esqueje, ya que las probabilidades de éxito no son muy altas.

malus sieboldii bonsai

¿cómo hacer un bonsái de manzano desde semilla?

Podemos hacerlo a partir de semilla, pero hay que estratificar durante 2-3 meses para tener una germinación exitosa. Si queremos tener un ejemplar más avanzado podemos acodar alguna rama que sobre de otro manzano.

A continuación podemos ver en el siguiente enlace, la evolución de un bonsai de manzano de semilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *