Bonsái de granado

Los punica granatum son una especie muy agradecida y fácil de cultivar, solamente hay que tener paciencia, porque se trata de un bonsái de muy lento crecimiento.

¿cómo cuidar un bonsái de granado?

Los granados son arbolillos caducifolios de hasta 8 metros de alto. En primavera se llenan de flores rojas al final de las puntas, que luego se convierten en unos frutos rojos, que varían de tamaño según la variedad.

Las especies más usadas en bonsái son el granado común (punica granatum), el granado enano( punica granatum nana) y el granado japones (punica granatum nejikan)

granado en flor
granado común en flor

¿Cómo regar un granado?

Son árboles que resisten bastante bien la sequía, pero que no aceptan terrenos encharcados, por eso es muy recomendable desde un principio plantarlos en un sustrato drenante. Esperaremos a que la tierra comience a secarse superficialmente, antes de regar de nuevo.

¿Cómo y cuándo transplantar un granado?

Los granados hay que transplantarlos as finales del invierno, cuando tengan las yemas hinchadas. Toleran bien la poda de raíces, como la mayoría de caducos, no obstante, hay veces que si cortamos una raíz muy gruesa, el bonsái puede llegar a secar alguna rama. Es por esto, que se aconseja cortar las raíces más gruesas en las primeras fases de formación del bonsái, ya que así nos evitaremos perder ramas importantes del diseño.

El sustrato a emplear deberá ser poroso y drenante, por ejemplo una mezcla de akadama y pomice a partes iguales, o akadama y kiryu al 70-30 funciona perfectamente.

¿Cómo abonar el granado?

Comenzaremos a abonar cuando el árbol comience a estirar los brotes en primavera y detendremos la fertilización cuando el árbol esté lleno de flores, ya que de lo contrario, el árbol podría comenzar a tirarlas, antes de que lelguen a cuajar. En verano podemos reducir también el uso de abono, si vemos que el bonsái detiene su crecimiento por las altas temperaturas. En otoño, de nuevo , hay que emplear un abono alto en potasio,porque es el responsable de una abundante floración.

frutos granado enano

¿Cómo pinzar y podar el granado?

Dejaremos que el bonsái florezca antes de pinzar los brotes, ya que los granados florecen por las puntas de las ramas. Si queremos cortar una rama gruesa, debemos hacerlo en invierno, cuando el flujo de savia es menor, de esta forma evitaremos que el árbol retire savia y seque algunos trozos del árbol.

¿Dónde ubicar un granado?

Los granados son árboles con necesidades de luz muy altas, así que no podemos cultivarlos a la sombra. Se recomienda tenerlos a pleno sol, ya que así conseguiremos un crecimiento más vigoroso y una mayor floración. Se desaconseja por completo una orientación a semisombra, porque a largo plazo la planta comenzará a debilitarse.

¿cómo ramificar un bonsái de granado?

Para conseguir una buena copa en un punica granatum, tenemos que pinzar los brotes cuando alarguen demasiado.

granado nejikan antes de ser pinzado
Granado en el momento perfecto para ser pinzado

El granado, en la foto anterior, se encuentra en el momento justo para ser pinzado. Cortaremos los brotes dejando 2-4 pares de hojas. De esta forma detendremos el vigor en esos brotes y forzaremos al bonsái a crear nuevas ramas.

brote pinzado de granado nejikan bonsai

El corte se divide en dos bifurcaciones, tal y como podemos observar. Para potenciar el desarrollo de los nuevos brotes, podemos eliminar los primero pares de hojas, de forma que la savia se empleará en alimentar las yemas terminales y la rama tendrá más fuerza para seguir desarrollándose. Cuando los nuevos brotes tengan 10-12 pares de hojas, repetiremos la misma operación.

En verano, si el bonsái está fuerte podemos defoliar parcial o totalmente el árbol. Con esta técnica se formarán nuevos brotecillos por todas partes, y con un tamaño de hoja menor. Pero solo hay que hacerlo cuando la planta esté en condiciones.

Estilos del granado

Los granados nejikan son muy conocidos por el atractivo de sus troncos, que con el paso de los años va retorciéndose sobre sí mismo y dota al bonsái de un aspecto envejecido y muy natural. Además, los granados japoneses brotan de un colo rojo muy vistoso al principio de la primavera.

granado nejikan brotando

Hay que alambrar los brotes cuando estén aun verdes, ya que los punica granatum tienen una madera que se resquebraja con facilidad.

Se suelen modelar en estilo vertical formal, informal y a menudo con mucha madera muerta, ya que al ser tan dura, si aplicamos liquido de jin no se pudrirá.

Se puede trabajar un granado desde 0 de semilla o desde esqueje. Lo ideal será hacerlo desde esqueje, ya que así nos aseguramos que el ejemplar será una copia idéntica del árbol madre. Además, los esquejes enraízan con facilidad, simplemente situándolos a la sombra y manteniendo una alta humedad. La época ideal para esquejar es a finales de invierno, aunque podemos hacerlo a lo largo de toda la primavera si los mantenemos en un sitio sombreado y seguro de las fuertes corrientes.

Bonsái de granado por esqueje

A continuación se mostrará la breve evolución de un bonsái de granado a partir de esqueje:

El primer año se plantó una rama de unos 15 cm en una maceta de entrenamiento con akadama al 100%. Se dejó todo el año sin pinzar para garantizar un buen enraizamiento.

esqueje de granado
esqueje de granado

La calidad de imagen es pésima, ya que realmente no se esperaba conseguir nada de este humilde palitroque.

esqueje de granado segundo año
esqueje de granado segundo año

Pasó un año y poco a poco se formaron las primeras ramas así como su espalda. El ápice se dejó sin pinzar durante casi todo el año, porque el objetivo era engordar la base del tronco.

granado bonsai desde esqueje

Este año se ha plantado en una maceta de bonsái para formarlo como shohin. Como se puede observar, el tronco se ha doblado un poco con la ayuda de un alambre para conseguir un movimiento más sinuoso. Las ramas principales van ganando cierta importancia y se va vislumbrando una ramificación más avanzada.

Bonsái de granado desde semilla

Formar un granado a partir de semilla no es tarea fácil, porque se trata de plantas de crecimiento muy lento. No obstante,es un reto muy gratificante para cualquier bonsaísta.

En el enlace que se muestra a continuación pueden verse los pasos a seguir para conseguir un granado nejikan bonsái desde semilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *