Acer buergerianum

Los acer tridentes o kaede en japonés, son una especie de arce muy usada en el arte del bonsái. Se caracteriza por tener una hoja con tres puntas que se asemeja a la anca de una rana

acer buergerianum
hoja acer buergerianum

Acer buergerianum nioi o Premna japonica

A pesar de recibir el nombre de acer buergerianum se trata de una especie de origen tropical,bastante cercana a los manglares, que no tiene nada que ver con los arces tridentes.

Su crecimiento es bastante lento y el tronco es más rugoso y duro. Las hojas se caracterizan por ser muy reducidas y emitir un olor a pipas bastante agradable.

Los brotes alargan rápido y lignifican con bastante velocidad.

¿Cómo cuidar un bonsái de acer buergerianum?

Los acer buergerianos son árboles muy vigorosos, que si están bien alimentados y en una buena ubicación, se desarrollan bastante rápido. Además tienen gran facilidad para fusionar e injertar, de tal forma que pueden cerrar grandes cortas de poda sin dejar rastro.

acer buerger sobre roca
acer sobre roca

La otoñación de los buergerianos es realmente espectacular,pero para ello necesita temperaturas que bajen de 5 grados en otoño.

otoñacion acer buerger
otoñacion acer buerger

¿Cómo regar un bonsái de acer buerger?

A los arces les gusta mucho la humedad, de forma que regaremos cuando el sustrato comience a secarse por la parte superficial. Es muy importante usar un sustrato drenante, ya que los kaede no toleran los encharcamientos y son muy susceptibles a sufrir un ataque de hongos

Orientación de los acer buergerianos

Los acer buergerianos requieren de una alta exposición solar para poder desarrollarse correctamente. No obstante, si donde vivimos el verano es muy cálido y con vientos secantes, situaremos al bonsái en un sitio a semisombra, para evitar que se quemen las hojas. Si en cambio vivimos en una zona con veranos más suaves y húmedos, podemos orientarlo perfectamente a pleno sol todo el año.

¿Cómo abonar un acer burgeriano?

Abonaremos en toda la etapa de crecimiento, suspendiendo el abonado cuando el árbol se detenga como consecuencia de las altas temperaturas. Es muy importante abonar bien, y cambiar las bolitas de abono cuando se descompongan. Además, es muy útil complementar el abono orgánico con fetilizantes líquidos para conseguir un desarrollo vegetativo más potente.

¿Cuándo transplantar un acer buergerianum?

Los arces buergerianos suelen despertar del invierno relativamente pronto, por lo que será de los primeros bonsáis a transplantar. Tienen un crecimiento de raíces muy invasivo, de tal manera que habrá que transplantarlo más frecuentemente que otras especies. Podemos usar una mezcla de akadama con kiryu al 70-30, ya que a los arces les gusta que el sustrato esté ligeramente ácido.

Defoliado del arce buergerianum

En verano podemos realizar un defoliado parcial o total a nuestro bonsái de acer buergerianum. Si el árbol está vigoroso aceptará perfectamente esta técnica, y en poco tiempo volverá a emitir hojas más pequeñas y con una ramificación más compacta.

Enfermedades del arce buergeriano

El arce buergeriano es muy propenso a sufrir infecciones por hongos, por lo que es de vital importancia tener al árbol bien alimentado, para que esté fuerte y pueda defenderse bien. Tenemos que tener especial cuidado cuando realicemos grandes podas, ya que es imprescindible sellar bien las heridas con pasta cicatrizante para evitar el contacto de los patógenos con la cicatriz. En los últimos años se ha aumentado el ataque de la verticilosis en los arcer buerger, sobre todo en la zona del Levante, España

¿Cómo hacer un bonsai de acer buergerianum?

Los estilos más empleados en los arces buerger son el vertical formal, informal y el plantado sobre roca o ishizuki.

arce tridente sobre roca

Debido a su gran vigor, en poco tiempo puede conseguirse un árbol de cierto calibre. Además podemos injertar ramas donde nos haga falta, ya que tiene mucha capacidad para fusionar. Con las técnicas adecuadas, los acer buergerianos pueden llegar a conseguir una ramificación muy fina, de forma que conseguiremos mostrar el aspecto de un árbol muy añejo.

Para formar un bonsái de buerger desde 0, podemos hacerlo a partir de semilla, esqueje o incluso acodo. Dependerá del material que tengamos a mano. Para hacerlo de semilla, hay que tener en cuenta que las semillas han de ser frescas y necesitan de estratificación para poder germinar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *